Para combatir la crisis, practica sexo

Primero se dijo que la crisis afectaría todo tipo de industrias. Sí, fue verdad. Conforme la crisis avanzó se vio que era una falacia. La única industria en donde la crisis nunca se dejó ver del todo, fue en el sexo.  

Contrario a lo que pudiera pensarse, la gente siguió, sin empacho alguno, teniendo sexo, más y más sexo. Sexo a granel y por doquier. Las sex shops nunca bajaron su afluencia de gente y, por el contrario, estudios revelaron que las ventas de sus tiendas aumentaron.

La gente, al no tener más dinero para salir, se quedaba en casa. Para no gastar en luz o en cable para mirar la televisión ¿qué más hacer? Bueno, sexo y más sexo. Así el sexo ha sido el gran ganador de esta crisis.

Evasión, placer, para pasar el tiempo o por la razón que sea, la pasión se vio desatada durante el año que pasó. Entre los objetos más vendidos en las tiendas eróticas, se encuentran juguetes sexuales, aparatos para masaje, vibradores y millones de preservativos.

Como dice la stripper Dita Von Teese, “en estos tiempos de crisis es lo único que no cuesta dinero y te hace disfrutar”. Coincido con la maestra del baile erótico: ni conciertos, ni viajes, ni restaurantes ni antros, ni teatros. El sexo es el entretenimiento más saludable, el más económico (es, la mayoría de las veces, gratis), el que nos hace embellecer y provoca una sonrisa una vez terminado. ¿Por qué hay tantos tabúes alrededor de él si es tan delicioso?

A ver si no se dispara la natalidad en estos días fríos en que el hogar se convierte en el templo del placer. Esperemos en nueve meses a ver las salas de maternidad estarán repletas de niños producto de la crisis y, por supuesto, del buen sexo y del amor.

Muchos otros prefieren ligar por Internet, sin salir de casa, y les funciona igual. Cada quien sus maneras. En Estados Unidos, por ejemplo, una de cada ocho parejas que se casaron en el último año se conoció a través de estos contactos online. Claro, no es una notable estadística, pero antes habría sido impensable.

Por otro lado, en materia de prostitución, por ejemplo, el trabajo de las y los sexoservidores se ha abaratado. A ellas les ha pegado en mayor medida, debido a que el desempleo ha orillado a muchas y muchos a salir a vender su amor aventurero a las calles, provocando con ello más competencia. A ellas les llegó la crisis pero para los clientes se convirtió en una manera de obtener sexo más fácil.

Hace poco me enteré de que las prostitutas en Berlín, establecieron un mismo parámetro de tarifas y que por 70 euros se puede disfrutar de los servicios de todas las prostitutas que quiera el cliente en una noche, más las bebidas. O también lanzaron otra promoción para beneficiar a la economía familiar: “entrada gratis a las esposas de los clientes”.

En Dinamarca, donde la prostitución es legal, en una cumbre reciente, las sexoservidoras ofrecieron su servicio gratis a todos los delegados que mostraran su acreditación, como sedición ante las advertencias del gobierno de “no contratar los servicios de estas mujeres”.

Así que el sexo en todas sus manifestaciones, circunstancias, países y proveedores, está cada vez más a la mano. Lo bueno de todo esto es que al final el sexo sale avante como el mejor ganador. Por eso en este primer día del nuevo año que hoy inicia, quiero desearles a todos, sexo y más sexo. Bueno, mucho, sano, de calidad y con responsabilidad, para que sea próspero.

Claro, en la cuesta de enero, creerán ustedes, ¿quién tendrá el tiempo de pensar en sexualidad? ¿Si la quiebra económica provoca cada vez más una sensación más cercana a la depresión que a la lujuria? Bueno, la primera buena noticia del año: el sexo reduce los niveles de estrés y ayuda a mantenerte en forma. Si te encuentras deprimido, más lo estarás si no practicas sexo. Una bola de nieve espectacularmente aburrida y fría. ¿Por qué preferir eso, pudiendo elegir al orgasmo liberador?

Las consultas de sexología se han vuelto también más populares y recurrentes, y contrario a lo que pudiera pensarse, cada vez suceden más entre parejas jóvenes que acuden por ayuda para mejorar su calidad sexual.

Al mal tiempo hay que ponerle buena cara. Si ya comienzas a pensar en la cuesta de enero, ya estás haciendo fila en el monte de piedad y te aterroriza saber cómo terminará este año, relájate, escucha tu música favorita para hacer el amor, toma a tu chica o a tu chico, y pongan en práctica lo que la naturaleza les enseñó.

El sexo les pondrá a ambos una sonrisa en el rostro, quitará el estrés y mejorará su vida en todos los aspectos. Y ¿saben qué es lo mejor? Es completamente gratis.

Me encanta recibir el año nuevo escribiendo y compartiendo mi blog con ustedes. ¡Feliz y sexual 2010! ¡Que el deseo se instale, que la perversión nos alegre, que el amor les inunde, que sus camas estén siempre plenas de maravillosos orgasmos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s